#Jesuitas

Proceso Vocacional

Ser compañeros de Jesús. La vocación a la Compañía de Jesús es un camino de encuentro con Dios y su voluntad; también es un encuentro con los otros. Si alguien se siente invitado a vivir este estilo de vida tiene que seguir un proceso de discernimiento, que lo lleve a descubrir cuál es la voluntad de Dios en su vida. Para ello los Jesuitas tienen todo un proceso de acompañamiento:

  • Acompañamiento: El primer paso es el acompañamiento espiritual con un jesuita. Reuniones periódicas a determinar con el acompañante, para meterse de lleno en la dinámica de la oración ignaciana, para trabajar su autobiografía e ir descubriendo cómo el llamado de Dios se va manifestando a la largo de toda la vida.
  • Experiencia Vocacional Cardoner: Es una experiencia dirigida a jóvenes que han expresado explícitamente su deseo de conocer más de cerca la vocación a la Compañía de Jesús. Es un tiempo de vida en comunidad con otros jóvenes en discernimiento y de conocer más de la Compañía de Jesús, así como de trabajo apostólico.
  • 8 días de Ejercicios Espirituales: Es un tiempo dedicado a encontrarse consigo mismo y en ese encuentro tratar de reconocer el modo en el que Dios se va manifestando y de qué modo el joven en acompañamiento va discerniendo las mociones espirituales que le van indicando el camino a seguir.
  • Candidatado: Tiempo en el que el joven en discernimiento es invitado a vivir en alguna comunidad jesuita y a participar de las actividades pastorales de la misión jesuita del lugar. Durante este tiempo podrá ver cómo es la vida jesuita desde el interior y le permitirá seguir discerniendo si esa es la vocación a la que se siente llamado.
  • Al final del Candidatado el joven en discernimiento le dirige una carta al Provincial Jesuita pidiendo ser admitido al Noviciado de la Compañía de Jesús. Después de algunas consultas el Provincial responderá la carta.

INSTAGRAM

TWITTER

FACEBOOK